Este año, la Casa de Granada ha vivido una Navidad especial junto a los Misioneros Combonianos. La Navidad empezó como cada año, recibiendo grupos de gente que venían a cantar villancicos y compartir con los acogidos, así como recibiendo todo lo que generosamente nos traían los granadinos. Pero llegó la Nochevieja, y los Combonianos acababan de acoger en su casa un grupo de casi 20 jóvenes africanos que habían llegado a nuestras costas en patera. Tristemente los habían "soltado" en la estación de autobuses de Granada a que se las arreglasesn solos como pudieran.

Estas Navidades, la Casa de Granada luce un nuevo y pequeño Belén en el que han participado todos los acogidos, cada uno desde sus posibilidades. Guiados por dos voluntarias, cada sábado han montado un taller en el que unos recortaban, otros pintaban, otros "esculpían" el material con el que elaborar murallas, palmeras, ... Y ahora, ya terminado lo disfrutan y lo ensean orgullosos a todos los que estos dían les acompañan.

Estos son los momentos inolvidables de la Renovación de Votos de Julia y Carmen Rosa en la Fiesta de la Inmaculada.

Durante la Eucaristía de la Inmaculada, celebramos con gozo la Renovación de Votos de dos hermanas junioras, Julia y Carmen Rosa, en la Casa de Bilbao. Presidida por "Iñaki", misionero claretiano, y concelebrada por el P. Josu, la Misa estuvo llena de alegría y sorpresas para las dos jóvenes. Iñaki, al que conocemos desde que era novicio, cantó en varias ocasiones oraciones al ritmo andino del charanguito. El coro, acompañó también y las hermanas fueron sorprendidas con cantos de su tierra. En un cruce de culturas, por primera vez en la Institución, renovaban dos hermanas de dos continentes distintos, Julia, del Congo, y Carmen Rosa, de Bolivia.

Desde hace tiempo, los acogidos de la Casa de Bilbao vienen realizando fisioterapia y rehabilitación conforme a sus necesidades. La mayoría acude a rehabilitación cada mañana, y además del ejercicio físico comparten juntos los compañeros un rato agradable y de entretenimiento.

Durante las fiestas de la patrona, Ntra. Sra. de Begoña, los acogidos de la Casa de Bilbao pudieron disfrutar de una salida al recinto ferial.