pichiIgnacio Salvador, "Picchi" para los amigos es un joven voluntario de los SSCC implicado en la Casa de Sevilla (Regina Mundi). Ha sido uno de los voluntarios que han participado en la Peregrinación a Lourdes y a todos ha impresionado su entrega y servicio a los enfermos y allí donde más falta hacía. Nos cuenta su testimonio que es todo una acción de gracias y que él titula "EL MILAGRO DE LOURDES": "En primer lugar, decir, que más que un testimonio, quiero hacer de este breve texto una acción de gracias a lo grande:

Gracias por una propuesta que acepte sin estar del todo convencido de lo que hacia, y que se ha convertido sin duda alguna en la mejor experiencia de Fé que he vivido nunca, y eso que he vivido bastantes. 

Gracias por las hermanas, por enseñarme lo que significa amar, amar hasta el extremo, amar hasta llorar del cansancio y agotamiento, secarse las lagrimas y seguir dando la vida por los preferidos de Dios, los enfermos. Y por supuesto gracias por como me habéis tratado personalmente a mi, que no os quepa duda que me he sentido igual de atendido, querido y cuidado que en mi casa.pichi1 

Gracias Señor por los voluntarios que has puesto en mi camino, esos locos de los madrugones a las 4 de la mañana, ese humilde grupo que no nos hemos cansado de cantar, bailar, reír, llorar y sin duda disfrutar, por cada aventura con ellos, por cada palabra de animo, por cada abrazo, por todas las señoras que me han adoptado como hijo en este viaje jeje, por ser capaces de hacer felices a los que más lo necesitan, y por haber formado esta gran familia. 

Gracias a los enfermos, o como diría Andrés, "personas con cualidades físicas diferentes". Gracias por que vosotros sois sin duda los que nos dais fuerzas para hacer esto, cada ducha, cada comida, cada pañal, cada lagrima o cada sonrisa, son la manera más fácil y clara de hacer que personas como yo veamos a Dios. 

Gracias Señor por cada persona que nos ha ayudado para que este viaje sea así de perfecto, casas, hospitales, conductores, cuidadores... . Sin vosotros no hubiera sido igual. Han sido cerca de 3.000 Km, ha sido una experiencia agotadora, dura física y mentalmente, pero al igual que dije en el autobús de vuelta hace dos semanas, no tengo palabras para describir esta peregrinación, simplemente es algo que hay que vivir, y por nada del mundo cambiaría lo vivido.

pichi2Gracias a todos por que en esta semana cada uno os habéis llevado un pedazo de mi corazón a vuestras respectivas casas. En muchos casos me han dicho que soy muy bueno por las cosas que hago por los enfermos, lo que la gente no sabe es que lo que los enfermos hacen por mi es infinitamente mayor. Sois MARAVILLOSOS.

¿Es el enfermo el que sujeta la cruz?, ¿ o es el Señor desde la cruz el que sujeta firmemente al enfermo?

Ignacio Salvador Picchi.