campo bilbao1Ester y María son dos jóvenes que han pasado este verano por la Casa del Sagrado Corazón de Bilbao, haciendo un campo de trabajo dirigido por Iñaki, Misionero claretiano. Esta ha sido su experiencia:

"No queríamos que se nos pasara el verano sin más, por lo que decidimos apuntarnos a un campo de trabajo sin saber muy bien de qué iba la cosa y con algo de miedo por lo que nos íbamos a encontrar.

Cuando llegamos vimos a la H. Conchi, a las otras hermanas, a Mari Jose, Juanjo... y viendo que lo que hacían les llenaba de alguna manera, nos dieron fuerzas y ánimos para hacerlo nosotros también. Viendo lo felices que les hacía a ellos, ¿por qué tener miedo?

Video del campo de trabajo en la Casa de Bilbao, a través de los grupos de los Misioneros claretianos.

img-20140731-wa0034Durante el mes de julio ha tenido lugar un campo de trabajo en la Casa de Bilbao, dirigido por Iñaki San NIcolás, religioso claretiano, junto a un grupo de jóvenes de los claretianos. Durante 10 días han estado colaborando en la casa, ayudadndo en el aseo de los acogidos y tareas de la casa, además de distraerles con juegos y música. Otros campos de trabajo han tenido lugar en las Casas de Sevilla y Almería. En Sevilla, llevado a cabo por los SSCC y en Almería por colegios de la Safa.

                                

sdo corazon 20144El viernes 27 de junio, la Iglesia celebraba la solemnidad del Sagrado Corazón, y con ella, toda la Institución Benéfica celebraba su fiesta, el día de su titular y protector, en el que todas las Casas tuvieron una Eucaristía compartida con todos los acogidos y voluntarios. Y tras la Eucaristía se compartieron unos aperitivos con todos los que acompañaron la ceremonia. En la Casa de Bilbao, tras la Eucaristía tuvieron una procesión con el Santísimo hasta la esplanada, donde Jose Mª Angoitia, capellán de la Casa de Bilbao, impartió la bendición a todos los presentes.

mercedes2El pasado lunes 23 de junio, la Casa de Bilbao celebró con alegría el 105º Cumpleaños, de Mercedes, la acogida más anciana de toda la Institución. Lleva años en la Casa, aún sigue haciendo labores, anda y es autónoma y ayuda a sus compañeros. Acaba de cumplir 105 años. El capellán de la Casa, D. José Mª Angoitia, celebró una Eucaristía por ella, acompañada de su hijo, y de las hermanas y acogidos de la Casa de Bilbao. Tras la Eucaristía se celebró el cumpleaños con una tarta muy especial "105" años.

artiMª Carmen Artiñano, acogida en Bilbao desde hace años, padecía una artritis reumatoide en fase muy avanzada. Mª Carmen, "Arti", como la solían llamar las hermanas jóvenes que han pasado por la Casa de Bilbao, ha sido un testimonio de cómo Dios va transformando la vida de las personas, aún desde una silla de ruedas y sin apenas poder mover un dedo del cuerpo. Desde que fue acogida en la Casa de Bilbao, Mª Carmen Artiñano se transformó, ayudó, rezó...y desde su silla y con su cabeza perfecta, cuidaba a sus compañeras, y las distraía poniéndole películas, manejando los mandos, sin poder, de manera asombrosa...Artiñano, vivía alegre en la enfermedad, unida a Dios. Paulina, voluntaria de la casa de Bilbao, nos ha dejado su testimonio a raíz de lo que la muerte de Mª Carmen ha supuesto para ella. Es así: